¿Tienen las pymes 2ª oportunidad?